Saltar al contenido.

El frenesí del fracking

El desarrollo mundial de combustibles fósiles “no convencionales” como el gas de esquisto y la controvertida técnica de extracción de hidrocarburos conocida como ‘fracking‘ o fracturación hidráulica, ha provocado un gran debate con la participación de los científicos y la implicación de la sociedad civil, los grupos ambientalistas y ecologistas, los responsables políticos y la industria, alrededor del planeta.

¿Qué es el ‘fracking’?

“A medida que la producción de petróleo convencional y gas se está agotando rápidamente, la industria de los combustibles fósiles está desarrollando fuentes de energía a nivel mundial no convencionales, como el gas de esquisto, el petróleo de esquisto, gas compacto y carbón-metano“; así lo advierte el proyecto de investigación global EJOLT (Environmental Justice Organizations, Liabilities and Trade).  El proceso de extracción de estas fuentes de energía no convencionales, incluye la técnica ‘fracking’.

(Photo by David McNew/Getty Images)

La técnica de facturación hidráulica o fracking. (Foto: David McNew/Getty Images).

La técnica de facturación hidráulica o ‘fracking’ implica la perforación horizontal hasta las rocas sedimentarias, dónde el gas de esquisto (una forma de gas natural que se extrae de terrenos donde abunda el esquisto) está atrapado en capas finas entre las rocas y no puede fluir a través del pozo solo con la perforación, por lo que los productores despliegan la fracturación hidráulica, que genera un fuerte debate medioambiental.

La cadena inglesa BBC nos explica en este vídeo qué es exactamente el ‘fracking’ y porque suscita controversia: “la fracturación hidráulica para hidrocarburos no convencionales, que no han migrado a reservorios por lo que para extraerlos es preciso fracturar la roca donde están atrapados”.

La Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU nos muestra también en un vídeo de Ciencia express: ‘Qué es el fracking’

¿Cuáles son las amenazas de la industria ‘fracking’?

El ‘fracking’ “genera problemas de salud graves y en gran escala ambientales y humanos, como las amenazas a la superficie y la calidad del agua subterránea, la presión sobre las reservas de agua potable, impactos en la calidad del aire debido a cómo se utilizan y gestionan tecnologías, la estimulación de terremotos e impacto en el cambio climático”, tal y como recoge EJOLT.

En el año 2014, la red ambientalista Friends of the Earth Europe publicó un informe sobre el ‘fracking’: ‘Fraking Frenzy’.  Friends of the Earth Europe es la mayor red ambientalista de base en Europa, que aglutina a más de 30 organizaciones nacionales con miles de grupos locales. Forma parte de la red internacional Friends of the Earth International que une a 74 organizaciones nacionales y alrededor de 5.000 grupos de activistas locales.

Fracking_Frenzy_Report

El Informe de Friends of the Earth Europe sobre el ‘fracking’.

El informe detalla los impactos en las reservas de esquisto, cómo “más de una década de desarrollo a gran escala en América del Norte ha dejado un legado de daño ambiental, principalmente como resultado del uso del ‘fracking’ para extraer el petróleo no convencional y gas”. Además, examina “la ampliación prevista de los operadores de gas de esquisto en regiones vulnerables de América Latina, Asia y África, y pone de relieve las amenazas que plantea en el medio ambiente y las comunidades locales, así como en el clima global”.

Describe la amenaza que supone esta técnica para el clima, como consecuencia de las fugas de metano derivadas de la extracción, “un gas de efecto invernadero 86 veces más potente que el dióxido de carbono en la atmósfera”.

El informe concluye que “las reservas disponibles de petróleo y gas y su accesibilidad, se han sobreestimado, mientras que su impacto en el ambiente y el cambio climático se ha subestimado”.

Inspirándose en el informe ‘Fraking Frenzy’, el Atlas Global de Justicia Ambiental, ha elaborado un mapa en colaboración con Friends of the Earth Europe, qué nos ofrece una imagen de la situación en todo el mundo y pone de relieve cómo la industria ‘fracking’ “sólo añadirá más presión y los riesgos de contaminación que ya en peligro las reservas mundiales de agua dulce“.

Fracking_Frenzy

El mapa del Atlas Global de Justicia Ambiental.

Respecto a las regulaciones que rigen el ‘fracking’, son insuficientes. Existe una clara necesidad de un mayor endurecimiento de las regulaciones, para la protección frente a las políticas que favorecen a las empresas de extracción de combustible fósil. En regiones vulnerables, no hay protección contra las políticas que favorecen a las empresas la extracción de combustible fósil. En la UE, el 22 de enero de 2014, la Comisión Europea renunció a regular la explotación de gas mediante la fractura de rocas con inyecciones de agua.

El caso de España…

En España hay más de 120 permisos de exploración concedidos o en trámite. La mayoría de los proyectos están ubicados en el norte (Cantabria, País Vasco, Burgos…), pero la vertiente mediterránea también ha llamado la atención de las empresas, que ya cuentan con permisos de exploración en regiones especialmente sensibles como Murcia, Albacete, Guadalajara, Jaén o Córdoba, que cuentan con el rechazo social.

Este rechazo social cristaliza en la iniciativa STOP Fracking 2015, propuesta desde algunas plataformas ‘antifracking’ del estado en colaboración con otras asociaciones. Los riesgos a los que aluden desde la plataforma Stop Fracking 2015 son principalmente tres: inducción de terremotos, emisiones de metano a la atmósfera y, sobre todo, la contaminación de acuíferos y pozos.

El economista Manuel Garí, profesor de la Politécnica de Madrid y experto en energía, enumera también los riesgos: contaminación de acuíferos y en superficie, emisiones de gases, gran necesidad de agua e impactos locales, como ruido y movimientos de tierras.

Este mes de noviembre el Gobierno de Castilla-La Mancha y la plataforma contra el ‘fracking’ de la región ha presentado una iniciativa legislativa para evitar la práctica del ‘fracking’ en la región. La normativa que el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere desarrollar como región ‘libre de fracking’ se encuentra sometida a información pública.

Por su parte, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) participa en el proyecto europeo FracRisk, que se enmarca en Horizonte 2020, para evaluar el riesgo de la extracción de gas mediante ‘fracking’.

Llúcia Ribot Lacosta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: