La vuelta a Islandia (II)

Llegarás a tu destino aunque viajes muy despacio.

Proverbio islandés.

Continuamos por nuestra virtual crónica de Islandia. Ese país que huele a huevo y está lleno de volcanes y paisajes espectaculares. Concretamente, nos situamos en el ecuador de nuestra crónica. No, no habrá “Vuelta a Islandia (III)”; esa la escribiréis, si os apetece (invitados estáis en este blog), los que disfrutéis de este país en el futuro.

Antes de sumergirnos de nuevo en la isla, nos queda esperar que las líneas que siguen os enganchen y os sirvan para conocer un poco más de Islandia…

Dettifoss

De nuevo, una cascada. Sin embargo, esta no es una cascada cualquiera, Dettifoss está considerada la cascada más caudalosa de Europa, con un caudal medio de 200 m³/s. La conocimos un día lluvioso y, sumándole la lluvia propia del norte de la isla, nos mojamos bastante.

Hay que recordar que en el norte el tiempo es mas frío, ventoso y húmedo que en el sur, por lo que conviene llevar siempre a mano el chubasquero.

Dettifoss.

Dettifoss.

Krafla

En el norte de Islandia, en la región de Krafla, se encuentra una caldera volcánica de alrededor de 10 km de diámetro. Es un increíble paraje geotermal plagado de volcanes de lodo hirviente, solfataras y fumarolas humeantes. En esta zona, la NASA vino a probar los vehículos (“rovs”) no tripulados que envíana sus misiones en Marte.

Lo que más llama la atención en este lugar es que existen multitud de colores, en un paraje en el que a priori podríamos esperar encontrar tonalidades muy lúgubres. Así, tenemos piedras cubiertas de azufre, planicies cubiertas de vegetación verde intenso y montañas con tonalidades que van desde el amarillo al marrón, pasando por el naranja.

Algo aquí muy típico es acercarse a las fumarolas, con mucho cuidado, y dejar que te de el vapor que sale de ellas; de nuevo, con olor a huevo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hengifoss

Seguimos avanzando en nuestra ruta hasta llegar a Hengifoss , la tercera cascada mas grande de Islandia. Llegar hasta ella es algo complejo, ya que hay que realizar un camino andando que, aunque corto, en condiciones de humedad puede estar muy embarrado y ocasionar algún resbalón.

Dependiendo del caudal que lleve el río se puede llegar mas o menos cerca de la base de la cascada. En nuestro caso, no pudimos acercarnos mucho porque el río era algo complejo de cruzar. Además, tuvimos un día frío y lluvioso, que ocasiono que nos pringaramos hasta arriba de barro.

En el cauce del río puede observarse un estrato sedimentario rojizo que indica la presencia en el asado de una morrena glaciar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fjaðrárgljúfur y Fiordos del Este

Curvas, curvas y más curvas costeando por los acantilados. Ese es el paisaje que nos encontramos en los fiordos del este de Islandia. Las vistas en esta zona son espectaculares y te dan ganas de parar en cada paraje para hacer algún trekking por la playa o las montañas de los alrededores.

Para muestra, un botón:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lago Jökulsárlón y Glaciar Vatnajökull

Aquí llega nada menos que el segundo glaciar más grande de EuropaVatnajökull. Y no solo eso, sino que eéte glaciar supone el 8% de toda la superficie de Islandia. Vamos, que es muy grande, enorme, “tocho”, etc.

Es bastante sencillo llegar hasta el conocido lago Jökulsárlón, en el que pueden apreciarse numerosos pedazos de hielo que se van desprendiendo de la lengua glaciar hasta quedar flotando en sus aguas.

La laguna se comunica con el mar a través de un breve cauce por el cual discurren los hielos hasta encontrar el agua salada. De hecho, en las proximidades se encuentra una playa en la cual quedan varados muchos de estos hielos y pueden tocarse con los dedos de la mano.

Para los más valientes, la zona es propicia para pegarse un baño, llevándose mucho cuidado con las corrientes que son tremendamente fuertes.

También es bastante fácil ver aves como el charrán ártico (Sterna paradisaea).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Parque nacional Skaftafell

Pasamos un día entero en el Parque nacional Skaftafell, donde también dormimos la noche anterior. Por la mañana realizamos una ruta de unas 3-4 horas hasta poder observar una de las muchas lenguas glaciares de la zona. En concreto, pudimos subirnos a un risco desde el cual tuvimos una perspectiva distinta de un valle glaciar. Se apreciaban con gran facilidad los restos y vetas negras de arena volcánica en el avance de la morrena.

También fuimos la oportunidad de ver la impresionante cascada Svartifoss, con sus conocidas columnas de basalto formando un precioso semicírculo.

En estas zonas de Islandia, que se encuentran tan al Sur de la isla, el turismo es más numeroso y es más fácil encontrarse con grandes grupos de gente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vík í Mýrdal

Seguimos con la ruta. Avanzando por la parte sur de la Isla llegamos a Vík í Mýrdal. Esta zona es famosa por sus playas de arena volcánica de increíble color negro. Aquí también observarse a los pájaros más famosos de la isla: el frailecillo común (Fratercula arctica). Pueden verse nadando en la propia playa de Vík, aunque en una zona cercana es posible hacerlo con mayor facilidad, en unos acantilados colindantes.

Los frailecillos comunes, son unas aves muy curiosas de observar, con un plumaje de colores semejantes a los pingüinos y un pico rojizo y blanco característico. Asimismo, son unos grandes buceadores y se zambullen sin parar en el agua intentando pescar.

IMG_2325

Frailecillos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Skógafoss

Cascadas, cascadas y mas cascadas. La que sigue, fue la última que vimos en nuestro viaje: Skógafoss. Una impresionante cascada a la que se llega tras una pequeña ruta. Hay un centro de visitantes cerca con cafetería y tienda de obsequios (¡Bienvenidos al Sur de Islandia! Turismo extremo.)

En la base de Skógafoss te mojas bastante por lo que, de nuevo, chubasquero preparado. Nosotros tuvimos la suerte de poder ver un precioso arcoíris, que se formó justo delante de la cascada, ya que nos hizo un día bastante soleado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gulfoss y “geysers” en Geysir

Último día y último compendio de imágenes. Nos despedimos de nuestra expedición yendo a visitar la cascada Gulfoss. Esta cascada tiene un pasado histórico interesante, ya que durante muchos anos intentaron explotarla para hacer de ella una planta de generación hidroeléctrica, sin embargo el proyecto no cuajo y afortunadamente podemos apreciarla en toda su belleza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para acabar, fuimos a Geysir, la zona que da nombre a los “Geyser” y, como cabía esperar, esta plagada de ellos y zonas con afloramientos de aguas termales. Cada 2 o 3 minutos “erupcionan” y lanzan el agua en sentido vertical alcanzando pudiendo llegar a alcanzar más de 10 metros de altura.

A veces erupcionan dos veces seguidas, a veces erupcionan poco… Conseguir captar el momento es algo difícil ya que no sabes exactamente cuando se va a producir. Pero, como cada tres minutos hay una erupción, es cuestión de echar un rato y ver si “cazas” alguna en todo su esplendor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora sí, con esta entrada finaliza mi crónica de nuestra expedición a Islandia. Espero que os haya gustado tanto como a mi, que he disfrutado escribiendo estas dos pequeñas reseñas. Con las esperanza de que a algunos os sirva por si pensáis ir a Islandia. Y, si queréis cualquier otra información, o tenéis dudas no dudéis en preguntarnos en el apartado de comentarios, en nuestras redes o vía correo electrónico.

Cuando saque algo de tiempo, intentaré hacer un video resumen de pocos minutos con los videos que grabamos en la expedición; en los que se aprecia mucho mejor, en algunas ocasiones, como es de verdad Islandia. Ese país de hielo y fuego que, desde luego, no deja indiferente. Lo que si que te deja son ganas de volver.

NOTA: Me gustaría reseñar que los organizadores de “Polar Raid Universitario“, a parte de la Expedición a Islandia, realizan otras 3 expediciones cada año a otros lugares en regiones polares y subpolares: Laponia, Siberia y Patagonia. ¡Por si os interesa animaros!

Pablo Rodríguez Ros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s