Saltar al contenido.

España: ¿Ciencia o Candy Crush?

Esta última semana han surgido varias noticias en los medios de comunicación que deberían de hacernos reflexionar acerca de qué ciencia queremos en este país. En medio de una sociedad convulsa a nivel político y lastrada por una crisis (¿económica?) global, lo estrambótico se está convirtiendo en cotidiano; a una frecuencia alarmante e intolerable.

Tal vez, lo primero que deberíamos hacer sería reflexionar sobre titulares como este: “La UE aprueba el medicamento de una científica que utilizó el premio de ‘Atrapa un Millón’ para financiar su investigación”.

31

Dra. Luisa Botella. Fuente: Antena 3.

Luisa Botella es investigadora del Centro de Investigaciones Biológicas, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); de momento, “buque insignia de la ciencia española”.

Luisa fue al concurso televisivo ”Atrapa un millón”, con el objetivo de utilizar todo lo que ganase en su premio para financiar su investigación. Sus estudios se centran en el estudio de una enfermedad rara denominada “telangiectasia hemorrágica hereditaria”. Ahora deberíamos preguntarnos, ¿rara?… Pues si, sin embargo la padecen 10.000 personas en nuestro país.

Luisa ganó 15.000 € como premio tras su participación en el concurso. De manera increíble, dos años después desarrolla el fármaco que puede ser la esperanza para estas miles de personas (previo pago de un millón y medio de euros para los test de viabilidad del producto de la Unión Europea).

Hagamos otra lectura, imaginemos que habría pasado si el Estado Español hubiera subvencionado esta investigación. Pues que habría tenido que aportar de las arcas públicas 0,75 € por cada paciente y año. Pero claro, ¡esto es una locura!… Es casi, casi… ¡lo que le costaba un café al expresidente J. L. Rodríguez Zapatero! Pero, ¡cuidado!… no conviene caer en utilizar la especial sensibilidad que suscitan los problemas médicos y que, en gran medida, justifica que este tipo de investigaciones se tengan más en cuenta.

También se realizó un programa especial del concurso televisivo Atrapa un Millón para ayudar a las familias afectadas por el terremoto de Lorca que aún no habían cobrado la subvención correspondiente. Si vamos a tener que depender de concursos televisivos para solucionar los problemas sociales y científicos, van a faltar televisiones, platos, horas del día y muchos “Arturo Valls”. Y eso es imposible: Arturo Valls es demasiado gracioso, no puede haber más de uno.

Sin embargo, hay buenas noticias en la ciencia. Esta semana ha trascendido otra noticia que, a los que son capaces de apreciar la gran revolución que puede suponer, les ha dejado con la boca abierta: “El adiós al plástico está en el caparazón de un insecto”. Si seguimos leyendo la noticia nos damos cuenta de que el autor de este sorprendente hallazgo, Javier Fernández,  es doctor en Nanobiotecnología por la Universidad de Barcelona, es investigador en Harvard y profesor de la “Singapore University of Technology and Design”.

Foto

Dr. Javier Fernández (Fuente: http://bit.ly/1ErFTQ6).

La contaminación, captada al vuelo

Dra. Silvia Espín (Fuente: http://bit.ly/1LLAUtG).

¿Un caparazón de insecto?, ¿estudiar las propiedades de “bichos” mediante investigación básica?, ¿aprender de la naturaleza sin necesidad de sintetizar compuestos nuevos?… Pues si. Rotúndamente, si. Y ya, si hablamos de usar las aves como centinelas de la contaminación como hace la ambientóloga murciana Silvia Espín en la Universidad de Turku (Finlandia), nos tacharían de locos.

Pero claro, esto es España. Esto aquí no pasa.  Y es que, algo así no tendría cabida en nuestro querido país. Un país en el que la ciencia se encuentra en una situación deprimida y que cada vez va a peor. Como ha puntualizado el famoso oncólogo Mariano Barbacid, en otra de las contundentes entrevistas de esta semana: “Si un corredor de fondo está tres años sin entrenar y se presenta al maratón de Boston es imposible, ya no que lo gane, sino que llegue entre los primeros. La ciencia también es una carrera de fondo.”

El oncólogo Mariano Barbacid, ayer, en las instalaciones del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria

Dr. Mariano Barbacid (Fuente: http://bit.ly/1Dfdb0k).

Y es que al parecer a los políticos y gestores de la ciencia en nuestro país todo esto les da igual. No les importa situarnos a la cola de Europa en otra cosa más. Total, ellos solo rigen cuentas con sus superiores… El problema tal vez sea que los que “están muy por encima de los que están muy por encima”, siguen teniendo por encima a otros ”seres superiores” con demasiado y, tristemente renovado, poder; aunque nadie los haya visto nunca.

Inversión I + D en España (Fuente: http://www.investigaciondigna.es/)

Casualmente, todas estas noticias han coincidido esta semana con el “Debate del Estado de la Nación” en el Congreso de los Diputados. Todos preocupándose por nosotros, por nuestro futuro, por nuestra calidad de vida, la de nuestro medio ambiente, escuchando con atención a nuevas alternativas de gobierno… etc. Por que hay que confiar en ellos, porque nos van a llevar más adelante, vamos a avanzar un paso más… incluso diría que vamos a alcanzar un nivel superior. Que pena sea en el Candy Crush y no en ciencia, educación o sanidad.

Pablo Rodríguez Ros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: